Julián Alonso, presidente de honor de CONFEMAC

24 Marzo 2021


Gracias por ser un ejemplo de envejecimiento activo y útil para la sociedad

Hace ya 9 meses que la Asamblea General de CONFEMAC acordó por unanimidad otorgar a Don Julián Alonso Martín la distinción de Presidente de Honor, como reconocimiento a todo lo que ha aportado a esta entidad y por su trayectoria de vida como jubilado ejemplar.

Las restricciones de la pandemia no nos han permitido organizar un acto público como él se merece y no renunciamos a ello cuando sea posible pero mientras tanto en la tarde de ayer, el presidente de CONFEMAC y la vicepresidenta, le hicieron entrega de una placa de reconocimiento en su propio domicilio, junto a su esposa, Mariasun, y una de sus hijas.

Tras una intensa vida laboral, Julián, nacido en 1935, se embarcó en crear una asociación de personas mayores en su barrio sevillano de El Porvenir, “Tercera Porvenir”, cuya motivación fundamental consistió en “devolver a la sociedad, en su jubilación, lo que la sociedad le había dado a lo largo de su vida laboral”. Quienes crearon la asociación comenzaron a hacer cosas por el barrio y aún no han parado. Comenzaron por “Martes de Tercera”, coordinado por Mariasun, su esposa. “Martes de Tercera” es una quedada semanal con las personas más mayores del barrio que, con el pretexto de tomar un café, realizan un extenso catálogo de actividades sociales que previenen la soledad no deseada. 

Durante más de una década presidió su asociación ejerciendo un liderazgo participativo que fomentó la participación de asociados en la organización de actividades como el taller de teatro, gimnasia de mantenimiento, visitas culturales por Sevilla y provincia, el taller permanente de gimnasia mental, etc.

Tras más de una década como presidente de su asociación decidió retirarse del cargo y aunque nadie quería que lo dejara insistió en pasar a segunda fila y seguir colaborando como socio de base. Un verdadero ejemplo de cómo fomentar el relevo generacional y la higiene democrática en las asociaciones.

Su asociación fue una de las primeras que se integraron en CONFEMAC, donde ha aportado toda su experiencia de gestión y organización con espíritu crítico, muy constructivo, durante años, como vicepresidente y en otras responsabilidades de la Junta Rectora. Sus puntos de vista siempre nos han hecho crecer como entidad en lo cotidiano y eventos de importancia como en la elaboración del Plan Estratégico de la entidad.

Gracias por ser un verdadero ejemplo del envejecimiento activo EMISOR por el que trabajamos en CONFEMAC. Gracias por mostrar con tu vida que la jubilación no es el principio del fin sino una nueva oportunidad para seguir siendo personas activas y útiles en la sociedad.