Todos contra el abuso y maltrato

Todos aprendemos, todos enseñamos

Este proyecto busca la transferencia de valores no solo de las personas mayores hacia las más jóvenes sino en todas direcciones. Desde hace varios años venimos realizando el proyecto en Andalucía y Extremadura y lo hacemos mediante tres grupos de actividades distintas:

a) "Compartir historias de vida"

Se trata de acciones/intervenciones de personas mayores en colegios, con niños y niñas de educación primaria, en las que cuentan cómo era la vida de las personas mayores cuando eran niños, enseñan juegos antiguos, hacen talleres de cocina básica o los niños visitan centros de mayores, entre otras acciones. En los intercambios, hemos apreciado que los niños y niñas sacan la "moraleja", por ejemplo de la falta de recursos en nuestra sociedad, hace ya unas cuantas décadas, mientras que las personas mayores se sienten especialmente válidas complementando la labor del profesorado.

b) "Taller de experiencias intergeneracionales"

Formamos grupos de unas doce personas de todas las edades. Todos dialogan durante un tiempo máximo de 90 minutos en reuniones periódicas, sobre un amplio abanico de temas –familia, trabajo, vivienda, educación, calidad de vida, pobreza, salud, pareja, amistad…- Las únicas reglas de estos grupos son las propias del diálogo: saber escuchar, dejar hablar a los demás, saber intervenir, respetar las ideas ajenas y exponer las propias sin pretender imponerlas... Con el paso del tiempo, el conocimiento más cercano de "los otros" ayuda a superar estereotipos y da lugar a actitudes de mayor aceptación y abre posibilidades de colaboración. 

c) "Mostrando otros horizontes"

Personas mayores con ciertas habilidades manuales (con cuero, madera, pintura, bricolage, etc.) imparten dos o tres veces en semana talleres en institutos a adolescentes en riesgo de fracaso escolar y de exclusión social. No se trata de enseñar una profesión sino de mostrar que existen otras posibilidades de realización personal. Los pequeños logros de los adolescentes influyen positivamente en su autoestima y la mejora tanto para ellos como para el ambiente del instituto es claramente positiva. Fotos carpeta todos aprendemos todos enseñamos, subcarpeta “Monstrando otros horizontes”