Igualdad, también en la vejez

La sensibilización social sobre la necesidad de trabajar por la igualdad se ha incrementado notablemente en los últimos años. Sin embargo puede dar la impresión de que éste es un tema dirigido a hombres y mujeres de edad joven o mediana y puede parecer también que no es un tema a trabajar con las personas mayores.

Pero es todo lo contrario. Las personas mayores necesitan actualizarse y replantear sus actitudes respecto a la igualdad, por dos razones fundamentales.

  • En primer lugar porque debido a la propia historia vital, cuanto más mayores, más interiorizados están los estereotipos que fomentan el desequilibrio de roles.
  • Y en segundo lugar porque muchos abuelos y abuelas al cuidar de los nietos están jugando un papel relevante en su formación e inconscientemente los valores que transmiten a las nuevas generaciones en edades tan tempranas son los que subyacen en sus actitudes en las relaciones hombre-mujer.

Hemos articulado este programa desde el compromiso en colaborar para que esa función educativa tan importante fomente actitudes positivas de igualdad entre hombres y mujeres en las generaciones del futuro.