Todos contra el abuso y maltrato

CONFEMAC lanza el concepto de “envejecimiento activo emisor” para ofrecer alternativas beneficiosas para la sociedad

La Confederación de Mayores Activos impulsa el empoderamiento de las personas mayores para pasar de un envejecimiento activo “Receptor” de actividades y servicios a un envejecimiento activo “Emisor” de alternativas.

Esta propuesta ha sido presentada en un Simposio en el marco del XXIV Congreso Internacional INFAD (Asociación de Psicología Evolutiva y Educativa de la Infancia, Adolescencia, Mayores y Discapacidad): “La Psicología Hoy: Retos, logros y perspectivas de futuro”, organizado junto a la Universidad de Almería y Asociación para la investigación y el desarrollo del crecimiento humano (2017).

• Los programas “Mayores Solidarios”, “Voluntariado para educar en participación y solidaridad desde la experiencia”, “Mostrando otros horizontes”, “Taller de experiencias intergeneracionales” o “Experiencia y juventud, fomentando el emprendimiento”, son algunos ejemplos pioneros un envejecimiento Emisor.


Existen muchas propuestas para mejorar el bienestar de las personas mayores; algunas siempre presentes en los ámbitos especializados, como por ejemplo, realizar ejercicio físico, u optar por una dieta saludable. Esta oferta, es todavía necesaria y útil, pero este perfil de persona mayor “receptora” de servicios, está cambiando progresivamente a pasos agigantados. Cada vez hay más personas mayores que se plantean como prioridad, participar activamente, realizar una aportación eficaz y constructiva en la sociedad en la que se integra, constituyendo lo que venimos a llamar “Envejecimiento Activo Emisor”.
Estas personas dan un paso más en el concepto de “Bienestar”, porque no solo trabajan para estar bien físicamente, sino que además, buscan el equilibrio que parte desde su propio interior, y el desarrollo de recursos y habilidades personales que les aporten, el máximo confort a ellas mismas y que aporten bienestar al entorno.
Para que este proceso sea exitoso debe partir del propio interior; buscar el bienestar de dentro hacia fuera, y no al revés.
En este contexto, el modelo de envejecimiento activo de los últimos años ha consistido principalmente en ofertar una fantástica gama de talleres, en la que había y hay varios papeles muy diferenciados: el de la entidad facilitadora de alternativas; el de la persona “experta” (monitor/a); y el de las personas mayores, receptoras de los conocimientos y habilidades. Este modelo es el que denominamos envejecimiento activo “Receptor”.
El resultado de este modelo aún sigue siendo válido y tiene excelentes resultados pero la situación económica y los perfiles de las nuevas generaciones de personas en edad de jubilación nos invitan a hacer un replanteamiento alternativo no para sustituir sino para complementar el modelo de los últimos años.
Las personas mayores cada vez están más preparadas y más disponibles para ejercer una verdadera “participación activa” actuando no solo como receptoras de servicios sino también como generadoras de ideas, actividades y programas hacia las personas de su propia generación y a nivel intergeneracional.

Generaciones sénior creativas
Ya están surgiendo espontáneamente algunas iniciativas en esta dirección, pero serán mucho más visibles si se estimulan intencionadamente, fomentando el empoderamiento de estas personas. En las circunstancias actuales puede ser muy oportuno prestar atención a estas nuevas tendencias, estimulando una participación activa y comprometida con el propio colectivo y con la sociedad en general.
Desde Confemac, programas como “Mayores Solidarios”, “Mostrando otros horizontes”, “Voluntariado para educar en participación y solidaridad desde la experiencia”, el “Taller de experiencias intergeneracionales” o el exitoso “Experiencia y juventud, fomentando el emprendimiento”, se desarrollan como pioneros de un envejecimiento “Emisor”, y al que invitamos a conocer para trabajar juntos en iniciativas creativas en pro de la participación y el bienestar de toda la ciudadanía-
Por todo ello, el modelo de envejecimiento activo RECEPTOR de alternativas para la ocupación del tiempo libre sigue siendo válido pero, desde nuestro punto de vista, las circunstancias nos invitan a apostar a la vez por un envejecimiento activo, CREADOR y EMISOR de alternativas para la sociedad actual y de futuro. Las capacidades están ahí pero hay que despertarlas iluminarlas, ayudar a evidenciarlas de forma que estas personas mayores tomen conciencia de su propio potencial.
El empoderamiento de las personas mayores debe compaginar el enfoque individual y el colectivo. Proponemos a las entidades que trabajan con mayores que estimulen su capacidad de análisis confiando en su creatividad y que alenten sus iniciativas. Más que trabajar “para” se trata de trabajar “con” las personas mayores en la búsqueda de su desarrollo personal y colectivo integradas en el acontecer cotidiano de la sociedad.
------------------------------------------------------------
Texto completo del simposio en www.madurezactiva.org

Puedes contactar con nosotros

CONFEMAC

Puedes escribirnos desde aquí:

Redes Sociales